Entrar



Compartir en redes sociales o envíar una copia por email de esta página

No todos los geles de ducha son adecuados para cualquier tipo de piel, y por ello es necesario saber escoger que tipo de gel es más apropiado para nuestra piel.

 

 

Es imprescindible saber a que tipo pertenece nuestra piel, y podemos averiguarlos nosotras mismas.

 

 

PIEL SECA

 

La piel seca se reconoce muy rápidamente debido a que cuando se le pasa por encima una uña, arañando ligeramente, queda una línea blanca que solamente desaparece si se la moja con agua o saliva. Para éste tipo de pieles es preciso buscar un gel de ducha que sea hidratante.PIEL GRASA

 

La forma más rápida y segura de reconocer una piel grasa es mirándola con una luz enfocada, y observando que brilla como si estuviera humedecida. También presenta granitos.

En éste caso hemos de elegir un gel que lleve extractos de azufre si la presencia de granitos es muy elevada, o gel que tenga extractos de menta o eucaliptus, si es grasa, pero no presenta granitos.

 

Algunas personas afirman que el jabón tradicional, o incluso el jabón “largarto” quitan la grasa, no es recomendable su empleo, pues la quitan con excesiva fuerza, provocando el indeseado “efecto rebote” consistente en que la piel, ante la agresión, genera aún mñas grasa, con el objetivo de protegerse.

 

PIEL NORMAL.

 

La piel que no es grasa ni seca es piel normal, y debe ser cuidada bien para que no se convierta en piel seca y/o grasa. El gel que se utilice ha de tener un pH similar al de la piel, el cual oscila entre 4,5 y 5,9, y tener cuidado con los jabones que indican “pH neutro”, pues en química el pH neutro es 7,0, pero nosotros no buscamos pH neutro químicamente hablando, sino pH que sea neutro en relación a la piel, esto es, que no sea ni más ácido ni más básico que la misma. Por ello es preciso asegurarse que cuando el bote de gel dice “pH neutro” se refiere al pH de la piel y no al 7,0

 

PIEL SECA Y GRASA A LA VEZ

 

Cuando la piel al arañarla con la uña presenta la raya blanca, y a su vez el brillo graso, se trata de piel seca y grasa. Hay quien piensa que una piel grasa no puede ser seca, pero no es cierto. Piel grasa es la que tiene más grasa de la que debería, mientras que piel seca es la piel a la que le falta agua en su estructura externa. La piel seca y grasa, simplemente tiene exceso de grasa a la vez que falta de agua.

 

Para estos casos lo mejor es usar un gel para piel grasa y luego tener una crema hidratante no grasa (muy importante que sea NO GRASA) para después de la ducha o baño.

 

 

Y recordar que el gel de ducha y baño no es champú, y no es adecuado usarlo para lavar el cabello.