Entrar



Compartir en redes sociales o envíar una copia por email de esta página
Burocracia

HECHOS:

Un ingeniero le ha pisado el rabo al gato y éste le ha mordido.

 

INFORME DEL ENCARGADO DE SEGURIDAD AL JEFE DE SECCIÓN:

El ingeniero le ha pisado el rabo al gato y el gato le ha mordido. Conclusión: el ingeniero sufre y no puede andar.

 

INFORME DEL JEFE DE SECCIÓN AL JEFE DE DEPARTAMENTO:

Este idiota de ingeniero le ha pisado el rabo al pobre gato. El gato le ha mordido, y con razón. El ingeniero sufre, él se lo ha buscado. Ahora no puede andar, es una buena oportunidad para ponerle de patitas en la calle.

GATO_MALOO

INFORME DEL JEFE DE DEPARTAMENTO AL JEFE DE DIVISIÓN:

Segun el jefe de sección, tenemos un ingeniero que es un idiota y que sufre de los pies a consecuencia de haberle pisado el rabo a un pobre gato que le había mordido. Segun el jefe de sección, el gato es el que tiene razón. Nosotros compartimos la opinión del jefe de sección, porque, aunque te muerdan, eso no es razón para andar pisándole el rabo a los demás. Estamos considerando el despido de este ingeniero.

INFORME DEL JEFE DE DIVISIÓN AL DIRECTOR DE PROYECTOS:

Segun el jefe de departamento, el jefe de sección se ha vuelto idiota porque uno de sus ingenieros no podía andar de resultas de un altercado con un gato. El jefe de sección indica que el gato lleva la razón, puesto que fue el ingeniero quien provocó al gato al morderle el rabo. El jefe de departamento quiere despedir a ese ingeniero. Pensándolo bien, esta decisión podría desembocar en un proceso, lo que sería una locura en el contexto social actual. La mejor solución sería despedir al jefe de sección.

 

INFORME DEL DIRECTOR DE PROYECTOS AL DIRECTOR GENERAL:

Un jefe de departamento se ha vuelto loco porque su jefe de sección le ha aplastado el rabo a un ingeniero que había mordido a su gato. El jefe de sección sostiene que el gato tiene razón. Está bastante claro que este jefe de sección es un idiota y el jefe de división está pensando en despedirle. No obstante, la experiencia demuestra que los idiotas nunca han perturbado la buena marcha de una empresa. Por eso pensamos que es preferible que prescindamos del jefe de departamento.

 

INFORME DEL DIRECTOR GENERAL AL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN:

Un director de proyectos me señala que un gato ha dado origen a una serie de graves disturbios en el seno de la empresa. Los jefes de sección son cada vez más idiotas. Se muerden el rabo al andar y quieren mandar más que los jefes de departamento, que se han vuelto locos. El jefe de división ha pisado a un ingeniero y el director de proyectos, traumatizado, sostiene que sólo los idiotas son capaces de mantener el buen funcionamiento de una empresa. Estamos pensando en darle la jubilacion anticipada.